Enfermar en un país distinto al tuyo…

Es sencillo enfermar de gripe en cualquier rincón de este planeta, en mi casa de México cuando esto pasaba hacía todo lo posible por hacer que se fuera y no quería quedarme en casa aún cuando sabía que era necesario.  Ahí también estaba mi mamá, mi papá y hermanos que siempre podían cuidar de mi.. esa sensación de saber que tu mamá está ahí aún cuando no es que te quite la gripa es en todos los términos maravillosa.

Vivir en los Estados Unidos y enfermarte por primera vez aquí ha sido un tanto cuanto extraño,  primero sé que Gracias a Dios tengo un seguro médico que me permitirá asistir al doctor sin problema pagando una cuota razonable y por lo tanto no tengo que preocuparme demasiado de ello por eso creo que mi aprendizaje previo (en México) de ahorrar mes a mes pagando mi seguro de gastos médicos mayores siempre ha sido una garantía.

Vivo con mis primos, tíos y sobrinos; eso me ha llenado de bendiciones, porsupuesto soy una adulta y entonces toca que me haga cargo de mí misma tratando de dar las menores molestias posibles y queriendo estar lista para poder trabajar sin dificultades a la brevedad.

Vivir en México te permite levantar el teléfono, llamar a tu doctor que generalmente es alguien conocido de la familia, tener múltiples opciones sencillas para comprar medicamento, un sinfín de recetas caseras que en más de una ocasión te han salvado el pellejo, tener cerca a los tuyos…

Solo quisiera decir con todo esto que México es un país maravilloso que tiene opciones de cuidado que son excelentes aún cuando siempre creamos que lo mejor está de este lado del bendito “muro” donde el sueño americano hace que todo sea sencillo y posible; no siempre lo que necesita tu corazón y tu paz lo encuentras aquí.  En esta etapa de incertidumbre donde las cuestiones políticas y legales pueden hacer que un proyecto de vida se sacuda, que la misma sensación que te trajo ahora te haga cuestionar si deseas verdaderamente una vida de este lado es que también valoras por completo lo que tienes en un HOGAR, en ese lugar donde están las personas que más amas y por las que darías tu vida entera.

Valoras enormemente la bendición de tener una cama caliente, cobijas, un techo, quien te acompañe, quien te haga un té… Jamás encuentras algo o alguien que te haga sentir el calor de tu mamá y ahora la extraño más que nunca.

Parece que esto es demasiado, que solo es gripa; es verdad solo es gripa en el cuerpo de una mujer con fibromialgia, sin embargo es movimiento también y es la capacidad de sensibilizar y entonces seguir encontrado sentido en trabajar para y con quienes viven experiencias dolorosas del cuerpo y del alma.  Así como seguir agradeciendo la bendición de tener una mamá que aún a la distancia siempre está conmigo.

 

blogfamilia

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s