¿Avanzar ante tu realidad, salir de la caja? 

  

Pensar en la enfermedad invisible y la vivencia de lo crónico es un tema de ámplio debate, instituciones muy prestigiosas en USA como en este caso la facultad de Anestesia de Stanford a través del exitoso programa MedX han generado en numerosas personas en el mundo no sólo la inspiración para ir más allá de lo que el propio sistema de salud ofrece de manera clásica para el cuidado de la salud, así también la búsqueda del empoderamiento de los ePacientes y el fortalecimiento de las relaciones entre todos los involucrados (stakeholders) en el horizonte de la salud y la enfermedad.

¿Por qué traer a colación este tema? Y entonces tener una foto donde se dice: “No pienses fuera de la caja, piensa como si no hubiera una caja”… En este momento de mi vida es clave para identificar que hay una línea muy delgada entre el saber que eres un ser humano que experimenta las consecuencias de una enfermedad crónica, el saber que estás ahí y hacerte completamente responsable de ello para buscar tener la mejor calidad de vida posible y los otros dos extremos: el saber que lo padeces y no hacerte cargo, como el atraparte completamente en ese padecimiento y vivir en un sufrimiento total limitando cualquier experiencia y posibilidad de avance.

Esa línea tan delgada ronda todo el tiempo, de forma muy personal ha sido indispensable estar no sólo con los ojos abiertos sino con todos los sentidos para buscar el mayor equilibrio posible.  En definitiva, mi nivel de avance frente a la fibromialgia es enorme con respecto al primer año de padecimiento, por ninguna razón hubiera podido pensar estar ahora de este lado, donde sé que esto vive en mi y que de ninguna manera es capaz de frenarme… Aunque en definitiva la arrogancia aún en esto es muy peligrosa y puede llevarte a caer en crisis innecesarias.

La semana pasada viví uno de los eventos que más me gustan en la vida; el Encuentro Deportivo Universitario del Sistema Jesuita INTERSUJ2015, siempre he estado convencida de que estar tan cerca de la experiencia deportiva y de los actores principales me ha permitido avanzar en esta situación de vida; el sentido de “ser tu mejor versión” y conseguir tus sueños ha llevado por muy buen camino las decisiones que he tenido que tomar.  ¿Y por qué hablar de mi experiencia en esto? Porque definitivamente he tenido que pensar y vivir como si no hubiera caja, con la posibilidad de experimentar al máximo la pasión de un encuentro como éste donde físicamente me implica los mayores esfuerzos del año además de las grandes dificultades para seguir las necesidades de mi dieta (que cuida no caer en crisis de dolor) y la tremenda claridad del poco descanso en por lo menos 7 días…

Puedo hacer una analgía con respecto al hacerte experto en algo, es como estudiar una carrera, llegas a los primeros semestres y quizás hay materias que no entiendes para qué te van a servir o te cuesta muchísimo poder aprobar pero sin duda lo más importante fue el gran esfuerzo y dedicación para obtener los mejores aprendizajes y ojalá una buena nota. Sigues avanzando y tus semestres finales te permiten sentir que ya puedes contar con aprendizajes pero quizás aún no sabes que hacer con ellos frente a la realidad de tu mundo… Terminas la carrera y es momento de afrontar la vida lo mejor posible, te caes y golpeas mil veces porque ya quieres hacerte cargo de tu proceso pero aún ahí hay muchas cosas que no calculas… Sin embargo te haces muy hábil para observarte y saber lo que pasa contigo frente a las demandas que aparecen. Luego, tienes la posibilidad de especializarte, de reconocer que tus habilidades con un poco de conocimiento especializado por otros te vendrá muy bien para hacer las conexiones necesarias y seguir en el camino con más éxito.  Sin duda entonces también puedes sentirte más libre, autónomo, con la posibilidad de decidir sobre ti con buen pronóstico, tomando en cuenta a los demás pero siendo muy fiel a tu propio propósito en la vida. 

Sin duda éste camino sucede cuando vives con una enfermedad crónica y quieres seguir viviendo la vida a plenitud… Entonces aprendes, eres el más experto en ti y los otros ayudan a alimentar ese conocimiento.  Si no deseas hacerlo con pasión entonces en definitiva te quedas empantanado y con muchas probabilidades de sufrir innecesariamente.

Ejercitar el espíritu implica abrir cada día más tu horizonte, vivir con mucha pasión “como si no hubiera caja” pues la caja limita para reconocer todo tu potencial…. 

Que la caja no sea tu padecimiento, que éste sea un trampolín para salir de ella y entonces reconocer lo maravilloso que tiene la vida con todo y sus circunstancias… 

  
Agradezco al Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente por contar con un programa de atención psico-educativa para pacientes y familiares de quienes vivimos con fibromialgia,  adicionado a eso hay un curso de estudio en línea con un gran tesoro de conocimiento; sin duda la Dra. Barrera y su equipo hacen un excelente trabajo y son un espacio de gran inspiración y soporte para todos nosotros. 

Gracias vida por dejarme vivir un año más de la asombrosa experiencia del InterSuj!! 

  
Sigamos viviendo como si no hubiera caja!!! 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s